Monedero kraft-tex

Hace muchísimo compré esta tela tan curiosa, pero me daba miedo usarla y que no me gustara el resultado...así que he esperado hasta encontrar la inspiración. Y esta ha resultado venir en modo de monedero.


No sé si habéis oído hablar de este tejido en alguna ocasión. Como el nombre indica es un tejido que imita el papel kraft. Es como una cartulina, incluso al cortarla lo parece. Pero no se rompe, porque es un tejido y no de papel.
En algunas ocasiones le dan un efecto arrugado. La primera vez que lo vi fue en los bolsos y cestas de Pángala, que me encantan!

Para el monedero pensé en coserlo como si fuera una pieza de cuero, sin pligeues, lo más plano posible.

Este monedero tiene muchos recobecos y, al mismo tiempo, es muy plano, por lo que no ocupa demasiado espacio en el bolso.


Lo primero de todo: pensar en todos los bolsillos y cortar las piezas.
Al lado izquierdo van unos bolsillos tipo separadores para poner tarjetas de visita, tickets o billetes. Además irá una ranura para hacer un bolsillo más, pero en la foto aún no sale.

Al lado derecho irá una cremallera para las monedas y unos huecos para colocar las tarjetas.

Una vez ya estan todas las piezas cortadas toca empezar a coser, pensando siempre en que quede plano y en no dejarse nada.

EMPEZAMOS POR EL LADO DERECHO

Los bolsillos para las tarjetas...


Primero de todo unimos los bolsillos de las tarjetas con una costura que los atraviese. Eso nos delimitara los bolsillo de manera que podamos poner una a cada lado.

El bolsillo con cremallera...



Cosemos los extremos de la cremallera con la tela kraft tex y cortamos los sobrantes. Los hilos no hace falta que los rematemos porque quedaran escondidos.


Unimos la cremallera tanto a los bolsillos de la derecha.

VAMOS CON EL LADO IZQUIERDO...


Unimos la pieza del fondo a la cremallera.
Le hacemos una ranura a esta pieza, convirtiéndolo en un bolsillo extra, por ejemplo para billetes.
Unimos con la pieza exterior, con una linea vertical que nos delimitará el fondo de éste bolsillo con ranura.

EL CIERRE...


El monedero cierra con un botón de click. Colocaremos esta pieza, con una parte del botón, en el lado de los bolsillos de tarjetas y el otro botón encima de los bolsillos separadores.

EL REMATE FINAL...



Una vez hemos colocado el botón ponemos esta pieza entre los bolsillos y la pieza exterior.
Colocamos, también. los bolsillos separadores del lado izquierdo en su sitio.

Hacemos una costura en el contorno que sujeten todas las piezas con la pieza exterior, que es una pieza toda entera.



Ya solo nos queda rellenarlo todo lo que la economía nos permita!



Y, a gastarnos lo que podamos!

Igual le doy un toque de pintura, algún motivo geométrico o una especie de animal print...porque es demasiado liso, pero de momento así me resulta súper cómodo!

Reinventando una camisa viejuna


Esto es todo culpa de mi amiga martirio, que le encanta el estilo viejuno...
A estas alturas ya sabréis que tengo un gran vicio als Encants de Bellcaire. ahí hay una paradita de ropa de señora, de segunda mano y siempre es parada obligatoria (yo me sé de una que se a hacer un fondo de armario con ella...)

En uno de mis últimos viajes caí, y me tuve que comprar una camisa...Me costó 1€, así que no me costó demasiado llevarmela para casa...


Suponía un nuevo reto para mí: transformar esa camisa viejuna en algo con un aire más actual. Y eso es lo que os traigo hoy: la transformación.

Hay muchas maneras de replantear una camisa viejuna: conservar todos los detalles únicamente adaptándola a tu talla o dándole una vuelta al diseño conservando la esencia. A mi me gusta más la segunda opción.

El proceso es muy parecido al vestido de una camisa. Os explico:


Conservándo la parte del cuello de la prenda, colocámos nuestro patrón de cuerpo (o una prenda que nos guste cómo nos queda) encima de la camisa viejuna.


Dibujamos tan solo la sisa y el lateral. Si hace falta podemos redibujar también el hombro.


Hacemos lo mismo delante y detrás (no se ve mucho, pero en el centro hay unas líneas azules). Cortamos el sobrante de manera que nos quedará sujeto la pieza delantera y trasera tan solo por los hombros. Cosemos el nuevo lateral (el delantero con el trasero).


Y nos queda algo así... (Esta hubiese sido una buena opción de replanteamiento, pero quise ir un poco más lejos).
Para rematar la costura de la sisa aproveché el sobrante de la manga, cortándola al bies en varias tiras.

Yo aproveché para añadirle una especie de volante recto. Este lo hice con el remate final de la manga original.


Éste lo coloqué antes de hacerle la vista alrededor de la sisa.

Además del detalle de la manga le quise dar un toque en la espalda, así que la abrí por la mitad y le hice un dobladillo.

No le recorté nada, lo que le queda de abierto es lo que le remetí para hacer la costura.

Y así es como queda:



Ahora de viejuna solo tiene el estampado (y los botones!)

Bolso neceser


Pues nada...que quería que viérais mejor el bolsito de este verano que, aunque es super sencillo de hacer es comodísimo de llevar!

Os lo enseño...


La tela que usé para este bolso es una tela de tapiz que encontré en "Els encants de Bellcaire". Aunque ya es una tela gruesa, para que tuviera más cuerpo y fuera más gustosa le puse una capa de guata e intenté hacerle un acolchado resiguiendo las lineas del estampado (tarea nada fácil, sobre todo dada mi paciéncia...) 
La guata la uní a la tela exterior antes de unirla, como si formara parte de ella.


El bolso en sí no tiene ningún secreto. Se hace igual que hacemos un neceser (aquí tenéis un ejemplo) teniendo en cuenta de colocar el asa, que en este caso es un cordón, a tiempo:
  • Cortamos las dos piezas (y las dos del forro)
  • Unimos las piezas exteriores a la cremallera
  • Unimos laterales (colocando la tira de cordón) y la base
  • Unimos los cantos para darle volumen a la base
  • Colocamos el forro

EL forro lo podéis colocar de varias maneras, yo que soy bastante tradicional lo coso a parte, le hago el doblez superior, lo hilvano al bolso y de doy la puntada (que se vea por el exterior del bolso y de forma a la cremallera).


Lo malo de colocar la correa de cordón es que, al ser finita, si llevas mucho peso se te clava en el hombro. Así que...no llevéis mucho peso! jejeje...

Como la correa va a una altura media, para que la parte superior se doble, en realidad la capacidad del bolso queda reducida (a ver...se puede llenar hasta los topes, pero digamos que no quedara muy bonito...quedará más bien como una patata!)

A mi cada vez me gusta llevar los bolsos más pequeños para obligarme a llevar solamente lo imprescindible...si no acabamos con la espalda torcida de tanto cargar como burr@s!


Y demasiadas cosas llevo ya!!

vestido con volantes

Cuando vi la tela de este vestido, en els encants de bellcaire, tuve inmediatamente la idea de lo que haría con ella, y seguro que os encantará! (La tela hace como unos micropliegues, tiene mucha caída y no se deshilacha nada!)

La gracia de este vestido reside en el volate, la goma de la cintura y el tirante. (Aunque la gracia del volante os lo expliqué con la camiseta con volantes y la de la goma de la cintura con el vestido de flores, os lo voy a volver a explicar!)



Lo primero a tener en cuenta es que partimos de un patron básico de vestido. Si no tenéis patrón y/o no sabéis cómo hacerlo podéis calcar uno que ya tengáis. Pensad que al ser un vestido holgado no tiene que quedar exactamente a la misma medida, así que lo podéis calcar sin ningún problema.

EL VOLANTE

Una vez ya tenéis el patrón tenéis que volver a calcar la parte superior manteniendo el escote y las sisas del patrón que usamos de base.
Esta pieza calcada la usaremos para el volante así que pensad el largo que le queréis dar. Yo lo hice un poco por encima de la cintura.

Tanto en la pieza delantera como en la trasera vamos a hacer unos cortes de manera que dividamos la pieza en 6 partes
De estas partes mantendremos unidas la parte superior, para no alterar las medidas del escote y las sisas (y que coincidan con las del vestido base), pero sí que las separaremos de la parte inferior.

(Veréis que la forma del escote y las sisas se altera, pero lo imporante es que siga midiendo lo miso. Solamente procurando que coincidan los puntos de unión es suficiente, por mínimo que sea éste).

Unimos la pieza delantera con la pieza trasera y éstas las unimos al vestido base.


Para coser el volante, este lo colocamos dentro del vestido de manera que quede la parte interior del vestido enfrentada a la parte exterior del volante.

Haremos la costura del contorno, dejando un huequito en los extremos superiores de los tirantes, con el vestido del derecho, de manera que quede la costura a la vista.

Una vez cosido pasamos el volante, que estaba en la parte interior del vestido, hacia fuera, quedando por encima del vestido y tapando la costura. 
Aunque yo lo dejé así, podemos hacer una segunda costura en el contorno, con la posición correcta del volante. (Eso se asemejaría a una costura francesa, ya que conseguiríamos que la costura del vestido quede escondida y que no se deshilache). Si la hacéis, esperaos a poner el tirante primero.

Si decidís, como yo, no hacer esta costura tendréis que hacer un sobrehilado (si tenéis una tela tan fantástica como esta no tendréis porque no se deshilacha ni un ápice).

EL TIRANTE


Este tirante está hecho con "cola de rata". (Lo que más me costó de este vestido fué encontrar un cordón del mismo color que la tela!!)

Colocar es tan senzillo como cortar dos tiras de la medida deseada (Si no sabéis la medida exacta coserlo de un lado, colocaros el vestido y, con el vestido a la altura correcta marcar el largo del tirante).

Si, al coser el volante al vestido, hemos dejado un huequito lo pasamos por ahí.
Lo cosemos al vestido subiendo el volante, resiguiendo la costura que tenemos entre éste y el vestido. (así también cerramos el hueco).
Si habéis decidio hacer la costura por encima del volante ésta también nos ayudará a sujetar mejor el tirante.

LA CINTURA


La cintura la podéis dejar tal cuál. O le podéis poner un cinturón encima. Esto tan solo es un detalle, pero que a mi me gusta mucho (y de hecho muchos vestidos lo llevan).Se trata de coser, con goma, un par de lineas, que frunce un poco esta zona.

Esta costura  se realiza colocando hilo elástico en la canilla (Tendréis que aflojar un poco la tensión de la canilla) e hilo normal (algodón / poliéster) en la parte superior.
Se cose un pespunte normal, un poquito largo a poder ser. Para coser recto lo mejor es marcar una (o dos) líneas a reseguir.

Y, cuando ya tenemos todo esto, ya nos podemos ir derechitas a la playa, a estrenarlo, porque es ideal!

Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips